Loading...

sábado, 10 de noviembre de 2007

Peugeot 207, Más grande, más felino



Con sus 4,03 metros el nuevo Peugeot 207 se convierte en uno de los utilitarios más grandes del mercado. Tan sólo el Fiat Punto presenta una longitud similar. Junto al aumento de talla, la apuesta francesa apuesta firmemente por la deportividad.


La firma del león inició en mayo la comercialización del 207. El sucesor del 206 nace con la intención de superar la exitosa cifra de ventas -5,3 millones de unidades- lograda por el 206. La gama estará compuesta por dos carrocerías, cuatro mecánicas y otras tantas terminaciones.
Hace cuatro años los responsables de Peugeot ya pensaban en el 207. La idea era buscar un digno sucesor al 206, el modelo de más éxito de la firma del león.




Sin embargo la tarea no era fácil. Entre 1982 y 2006, Peugeot había comercializado cerca de 10,5 millones de unidades de los modelos 205 y 206… todo un récord.
De hecho, cuando salga a la venta el nuevo modelo, aún el 206 seguirá teniendo tirón. No hay que olvidar que este pequeño turismo fue el segundo utilitario más vendido en 2005, sólo por detrás del Seat Ibiza. De ahí que el 207 no sea un sustituto del 206 sino más bien el sucesor, ya que ambos modelos convivirán en el mercado durante bastantes meses.
El Peugeot 207, que ha supuesto una inversión de 1.000 millones de euros, tiene además un significado especial para la industria de la automoción en España. Mientras que la producción nacional disminuye PSA -el grupo formado por Peugeot y Citroën- ha decidido otorgar a la factoría de Villaverde un papel muy importante en el desarrollo del 207. Junto a la planta madrileña, este pequeño modelo también se fabricará en Poissy (Francia) y Trnava (Eslovaquia).


Peugeot contará con una auténtica avalancha de modelos en los segmentos de los coches pequeños, conocidos como A y B. Nada más y nada menos que hasta cuatro modelos dispondrá el fabricante francés: el 107,
1007, 206 y 207.
El 207 contará con las carrocerías de tres y cinco puertas, seis motorizaciones y cuatro niveles de equipamiento: X-Line, XT, XS y GT. Meses más adelante llegarán otras versiones como el familiar SW o el descapotable CC.



Si por algo se caracteriza el nuevo 207 es por su diseño agresivo. En la firma francesa los responsables querían una estética más felina y recurrieron al Mundial de Rallys y más en concreto al 206 WRC. Esta potente imagen se ha logrado en parte por la configuración de los grupos ópticos delanteros. Cada afilado faro tiene nada más y nada menos que 78 centímetros de longitud. A todo ello se suma la toma de aire de grandes dimensiones y con forma de boca, que fue introducida por primera vez en el 407 y después en el 307.
Otros elementos que no pasan desapercibidos son los retrovisores, de generoso tamaño, anclados en las puertas en lugar del primer montante. De la zaga, nos quedamos con los grupos ópticos perforados, que provocan un efecto parecido al de los leds. Una vez dentro nos invade el aroma de buena calidad introducido por Peugeot en los últimos modelos.
El más grande entre los pequeños
El 207 abandona la condición de coche pequeño que tenía su predecesor para convertirse en uno de los más grandes del segmento junto con el
Fiat Punto. Con una longitud de 4,03 metros el utilitario de la firma del león es casi 20 centímetros más largo que el modelo al que sucede.




Respecto a la anchura, el 207 ha ganado siete centímetros para llegar a la cifra de 1,72 metros. Algo similar ocurre con la batalla, que se sitúa en los 2,54 metros, ocho centímetros más que el bastidor del C3.
Si analizamos ahora otros apartados, vemos como toda la ventaja adquirida con la longitud y la anchura pierde terreno en cotas como la altura o la capacidad del maletero. A pesar de ser 4,5 centímetros más alto que el 206, el nuevo modelo es más bajo que el Citroën C3 o el Renault Clio. Estos últimos también baten al pequeño Peugeot si lo que se analiza es la capacidad del maletero, con 270 litros.



Este incremento de la talla Peugeot ha generado un utilitario con un notable habitáculo, que incluye además numerosos huecos portaobjetos. Aún así, no conviene olvidar que los ocupantes que se sentirán verdaderamente confortables serán los delanteros. Detrás, el 207 cuenta con espacio para dos adultos, siempre y cuando no tengan una gran altura, porque de lo contrario rozarán, con toda probabilidad, sus rodillas con el respaldo de las butacas delanteras.



El incremento de las dimensiones también ha servido para mejorar el comportamiento del vehículo, según anuncia la firma. Si ya el 206 sobresalía en este apartado, el nuevo 207 -con mayor batalla y distancia entre vías, un esquema de las suspensiones mejorado y más rigidez torsional- aspira a ser un digno sucesor.