Loading...

lunes, 15 de octubre de 2007

Peugeot 206 WRC, alta tecnología

El 206 WRC rodó de primera vez en noviembre 1998, once meses después de que su gestación, construcción e inscripción en el Campeonato Mundial de Rally estuvo oficialmente aprobada por la dirección del grupo PSA. Si en algo se parecen el Peugeot 206 versión WRC y el auto de serie, es en que son verdaderos monstruos de tecnología concebidos para la carrera. Correspondiendo al reglamento World Rally Car de la Federación Internacional Automotriz, sus entrañas contienen todavía más componentes sofisticados que un Fórmula 1: transmisión integral, sistema antipatinaje, gestión electrónica de diferenciales, motor en posición transversal acoplado a una caja de velocidades secuencial longitudinal…
Construida alrededor de una caja de serie, vaciada y recortada para permitir la instalación de pasarruedas más amplios, del túnel de transmisión hacia las ruedas traseras y un arco de seguridad, el 206 WRC abunda en alta tecnología. Se necesitan entre 6 y 7 semanas para preparar la caja y luego 15 días para añadir los componentes mecánicos y los accesorios periféricos que lo transformarán en una verdadera fiera de carrera. Equipado con un motor 4 cilindros turbocomprimido, un sistema de post-combustión que le permite mantener el turbo en régimen y reducir el tiempo de respuesta, el 206 WRC llega a la potencia de 300ch. Peugeot confecciona sus propios amortiguadores y trabaja en el desarrollo de los neumáticos con Michelin, a fin de optimizar el agarre al suelo y la motricidad, parámetros fundamentales para tener brillo en el Rally. Los Wolrd Rally Cars no escapan a la omnipresencia de la electrónica. Una caja llena de microships y de sensores gestiona el funcionamiento del motor, de la transmisión, del chasis y la adquisición de datos como presión, temperatura, régimen, movimiento de los ejes y desgaste. Para terminar, hay que saber que una temporada de Campeonato del Mundo requiere la construcción de 15 a 20 Peugeot 206 WRC!

No hay comentarios: